er -->

HispaLibertas NG | El bhlog

|

  • Alqaedismo y autoría intelectual
  • Alqaedismo
  • En sentido contrario por la autopista del 11-M
  • 11-M: la bruma del statu quo
  • La objeción de Carlos Cuesta a Fernando Reinares
  • Autoentrevista de promoción
  • El TS pone fin a la cacería contra Sánchez Manzano
  • Garicano enfurecido, o el populismo académico
  • Por qué importa Mali
  • From Alpedrete with Love: Laia Balcells y Mali
  • Qué es el arte de la hemeroteca en el 11-M
  • El juicio paralelo del 11-M
  • Vidas paralelas: una lección periodística de El Mundo
  • Yo he venido aquí a hablar de mi libro (y 2)
  • Yo he venido aquí a hablar de mi libro (1)
  • Titadyn. Los protocolos del Tedax, 8
  • Excurso. Un malo de cartón
  • Respondiendo a Belga197
  • Titadyn. La pinza judicial de la cosa juzgada, 7
  • Excurso. El Mundo y la metenamina
  • Titadyn. La querella de la AAV11-M, 6
  • Titadyn. No es periodismo, es algo personal, 5
  • Titadyn. El recurso de apelación de AES, 4
  • Titadyn. La denuncia de AES, 3
  • Milagro en un debate de Intereconomía
  • Titadyn. El éxito como fracaso, 2
  • Titadyn. Una no-noticia explosiva, 1
  • Titadyn, o la conspiranoia en los tribunales
  • Viaje al fondo de la chatarra del 11-M
  • Cuando se refutaron a sí mismos y ni se dieron cuenta
  • Los trenes del 11-M en la prensa amarilla
  • La Versión Oficial dice que Camps
  • Liberalismo sin rostro humano
  • El relinchamiento (anexo político)
  • El relinchamiento (2/2)
  • El relinchamiento (1/2)
  • 11-M Refrito Rererererevisited
  • El enésimo círculo vicioso sobre el 11-M
  • ...como descanso dejas
  • Reflexionando sobre una elección
  • Findelterrorismología
  • ETA llega al descanso
  • Eso digo yo, ¿por qué no se querella Blanco?
  • HispaLibertas CT Daily
  • Anuar al Awlaki y Samir Khan: Inspire Expire
  • Al Qa'ida habla de los autores intelectuales del 11-M
  • Bin Ladin, Iberia y el 11-M
  • Israel/Palestina: los liantes tienen la palabra
  • Qué hacer frente al terrorismo
  • The first thousand years after 9/11
  • Los primeros mil años tras el 11-S
  • Borges y Pío XII
  • ¿Quién como tú, Yhvh, entre los dioses?
  • No es la economía, estúpido
  • Discriminación positiva: ¿al bien por el mal?
  • Liberalismo del tú
  • Liberalismo progresista (perdón por la redundancia)
  • El rey islamófobo está desnudo
  • El terrorismo copycat
  • Breivik ante el espejo de Al Qa'ida
  • La imago mundi del terrorista Breivik
  • La triple capa de calzoncillos del New York Times
  • Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, Oslo, Utoya
  • Hablando de Somalia con Ángel Martín
  • Una ley muy simple para mejorar la democracia
  • Réquiem en pdf por un país que existe para hacer bulto
  • No tan breve historia del fin del mundo
  • El mundo es tan complicado...
  • Mi vida de Bob Dylan
  • Izquierda y derecha como nunca te lo han explicado
  • La crisis de los países musulmanes
  • Bin Ladin, fuerzas especiales y fuerzas mayores
  • I've read the news today oh boy: hipócritas ilustrados
  • El día que los medios se tragaron un camelo
  • Ahora que Bin Ladin ha sido abatido
  • Mourinho one-man circus
  • Manifiesting
  • Simpatía por el diablo
  • Neocón. 6. Mateo 7:7 (1)
  • La función del crítico
  • Hablar de economía sin tener idea de Economía
  • Pobres reaccionarios
  • Neocón. 5. Los tiempos ellos están a-cambiando
  • Neocón. 4. Jodidos y colgados
  • Proyecto Zapatero. Crónica de un asalto a la sociedad


  • Últimos comentarios


    El Titadyn de la marmota

    Manel Gozalbo


    Viernes, 12 de junio de 2009 | 04:20 horas

    URL corta:


    El fundamento de toda conspiranoia, casera o de jolibú, es en media y última instancia irracional. El conspiranoico construye sus tesis mediante el sentimentalismo, la emoción y los bajos instintos más que por una circunspecta valoración de los hechos probables o por un uso adecuado de las reglas de la lógica (lo que incluye una metodología de trabajo sana), como corresponde a la evidencia de que las conspiranoias solo arraigan entre perdedores. Al cabo se trata de una excusa, bastante elaborada en las formas aunque esquelética de sustancia, para no hacer frente a la realidad. Los males y los problemas —los suyos personales, los del grupo al que pertenece, los de la sociedad donde vive o los del planeta— tienen siempre un culpable exterior, y un culpable tanto más recóndito e inasible cuanto menos lo permita la copiosa información disponible, que se «reduce» a dos simples categorías: la que le da la razón y la que no se la quita.

    Es inútil pretender que un debate con un conspiranoico pueda centrarse y agotarse en un único asunto (por ej. la Kangoo): cuando queda sin respuesta introduce ex nihilo (que no ex novo) un asunto distinto (por ej. el achatarramiento de los trenes) como si ese deshiciera el jaque mate anterior, y luego otro (por ej. las no-autopsias de Leganés), y otro, etc., en un comportamiento huidizo e infantil que se reitera sin cesar. Es su forma irracional de darle salida al sentimiento de que «no está todo claro». De ahí que los veteranos lamentemos que debatir con un conspiranoico sea la interminable recreación del día de la marmota, actualización constante del castigo infernal de Sísifo. Ni siquiera con el paso del tiempo —ese juez insobornable que, según García, da y quita razones— un conspiranoico se muestra dispuesto a aceptar que estuvo o estaba equivocado. Por el contrario, se enroca y amplía el número de conspiradores necesarios para «tener razón». Conocidas son las degradaciones sufridas por ciertos personajes públicos cuando de sus actos no ha salido la luz que ellos esperaban: de SuperBer antes del juicio a MiniBer después, el juez Gómez Bermúdez.

    En este contexto obsesivamente repetitivo, una de las consignas estrella que nunca pasan del moda en el 11-M es aquella según la cual los informes periciales deben ir firmados por al menos dos peritos, en cumplimiento del artículo tropecientos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCr). Me considero incapaz de calcular cuántas veces habrá sido desmentido ese extremo de las dos firmas. Puedo, sí, tirar de memoria y acordarme de que el 22 de septiembre de 2006, un servidor aconsejaba por correo a Daniel Rodríguez, en aras al afecto que le tengo, que no se sumara mucho al disparate de las firmas de los peritos, y le proporcionaba una serie de STS a guisa de ilustración. Daniel, conspiranoico de ignorancia vencible que siempre ha sido honesto conmigo, dejó constancia del aviso en una actualización, aunque no de los números y resúmenes de STS que le facilité. Uno, ingenuamente, esperaba que, dada su proximidad laboral a Luis del Pino, del que ha sido apologeta en varias ocasiones, le ahorrara al gurú peónida —o al menos a la casa de Daniel en general— algunas ridículas meteduras de pata. Pero no. Me suena que esa misma semana tratamos el asunto en DL, aunque no he dado con el hilo, y el 28 de septiembre Elkoko facilitó en su blog más STS. Como diría la princesa Leia Pajín, la tontería de las dos firmas progresistas siguió prosperando en el vasto planeta blogosférico porque, pese a abundar en la galaxia quienes dicen querer saber la verdad verdadera y verdadosa del 11-M, ninguno se molestó en consultar la jurisprudencia. Era preferible discutir siempre lo mismo.

    Llegó el día del juicio, como en las partes emocionantes de la Biblia. Poco antes de terminar la vista oral, el Fiscal Zaragoza (Vladivostok para los amigos), en sus conclusiones, se despachó con la proa del regodeo apuntando a cierto rotativo:

    Se ha cuestionado el que la prueba pericial, la primera, la que se realizó sobre los restos de los focos, fuera realizada por un solo perito, la perito 17.632 de los TEDAX, señalando que eso es un motivo de nulidad, que es un motivo que determina que es una prueba que no se puede tener en cuenta, no puede ser valorada como tal. Bien sabe el Tribunal que esto no es cierto, que aunque la Ley de Enjuiciamiento Criminal exige en el sumario en el procedimiento ordinario dos peritos, sin embargo son muchas las resoluciones de los tribunales que aceptan la prueba pericial de un solo perito sobre todo cuando son pruebas periciales realizadas por laboratorios o por técnicos oficiales que revisten unas garantías de imparcialidad y objetividad. Las sentencias del 7 de diciembre del 2000, de 6 de junio del año 2002, 30 de mayo del año 2003, 13 de junio del 2003, 20 de septiembre del 2005 y 27 e octubre del 2006 y el pleno no jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de 21 de mayo del año 99, confirman esta teoría, es decir, confirman que la prueba pericial, incluso en el sumario, puede ser practicada por un solo perito y que en consecuencia el hecho de que la ejecute un solo perito no es un motivo de nulidad en absoluto.

    Se dictó sentencia, y ni rastro de la nulidad. Hubo recursos de casación ante el Tribunal Supremo, que se resolvieron en julio de 2008. A cuento de una petición de nulidad por el motivo de las dos firmas, aunque no relacionada con los explosivos, el TS fue cristalino (p. 674):

    La jurisprudencia de esta Sala ha relativizado la exigencia de dualidad de peritos en el procedimiento ordinario. En la STS nº 806/1999, de 10 de junio, se decía en este sentido que “la exigencia de dualidad de peritos en cada dictamen pericial obedece a la mayor garantía de acierto que representa la posible coincidencia de pareceres de dos peritos frente a la opinión única, y a las mejores condiciones de objetiva valoración que para el Tribunal representan las posibles divergencias y opiniones encontradas de dos peritos intervinientes. De lo que se trata es de reforzar la eficacia, el acierto y el rigor técnico de los dictámenes periciales, sin por ello hacer de la dualidad de peritos una condición inexcusable de la necesaria garantía puesto que el párrafo segundo del propio artículo 459 exceptúa el caso de que no hubiese más de un perito en el lugar y no fuera posible esperar la llegada de otro sin graves inconvenientes para el curso del sumario”. Además, en el procedimiento abreviado solo se exige con carácter general un único perito. Por lo tanto, el motivo se desestima.

    ¿Y qué? Pues nada. Inasequibles al desaliento. ¿Cómo iba a dejar pasar la ocasión Phil Casimiro García-Abadillo de recordar unos de esos lunes luneros cascabeleros tan de su periódico? Titadyn, p. 34:

    El 20 de noviembre de 2006 (*) El Mundo advirtió sobre la falta de validez del informe realizado por la Unidad de Desactivación de Explosivos y NBQ (justo el que le fue remitido al juez Del Olmo el 27 de abril de 2004). El Anexo número 2 del citado informe (donde se incluían los análisis de los explosivos) iba firmado por el comisario jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, y por la perito con carné profesional 17.682, la famosa Marián. Manzano, que es licenciado en Derecho pero que ni siquiera hizo el curso de capacitación que deben realizar todos los miembros del Tedax, carece de cualificación como facultativo. Es decir, que el informe clave de los explosivos que se incluye en el sumario del 11-M sólo estaba avalado por un perito. Según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal (art. 459), los informes periciales, para ser válidos desde el punto de vista judicial, deben de ir firmados por, al menos, dos peritos. La necesidad de revisar la investigación sobre los explosivos comenzó a ser un clamor. (**)

    Y vuelta a empezar. El negocio de la marmota.

    Si queremos llegar a mañana, será cosa de pasar del prólogo y entrar en la química for dummies de Titadyn.



    (*) Como cabe apreciar, el lumbrera de CGA siempre ha llegado tarde a la información.

    (**) La pifia de García-Abadillo tuvo además respaldo en el editorial de ese 20 de noviembre de 2006, que se ha demostrado como otro considerable desatino tanto jurídico cuanto —más todavía— periodístico. A los sibaritas, sin embargo, nos permite valorar qué mesurado lenguaje se gasta un periódico que lucha sin éxito por no ser considerado amarillista: «increíble, inaudito, inimaginable (pónganle los adjetivos que quieran)... estamos o ante una nueva negligencia policial de enormes proporciones o ante una conducta gravemente delictiva ... Algo tan surrealista como poco verosímil ... La monumental negligencia de Sánchez Manzano ... extraño comportamiento de Sánchez Manzano ... un incompetente redomado ... Pero no hay que descartar que actuara conscientemente y quisiera ocultar de manera delictiva la verdadera naturaleza del explosivo ... incomprensible...

    HispaLibertas no contiene publicidad. Ayúdenos a sufragar gastos con un pequeño donativo. Gracias

      

    13 respuestas a El Titadyn de la marmota

    1. Mangeclous dice:

      Otros días de la marmota:

      Oh, No! It's Making Well-Reasoned Arguments Backed With Facts! Run!

      Éste te va a "gustar":

      Groundhog day

      XD Un saludo.

    2. Mangeclous dice:

      Por cierto, en realidad Abadillo no desconoce esa Jurisprudencia, recordemos que afirmaba que:

      El informe de los explosivos del 11-M que se remitió a Del Olmo carece de valor judicial

      Se trata de una obligación legal que sólo puede eludirse, según la jurisprudencia del TS, si el laboratorio donde se han realizado los análisis tiene el carácter de 'Laboratorio Oficial': es decir, si se trata del de la Policía Científica o del de la Sección de Criminalística de la Guardia Civil.

      "Es decir" XD

    3. Mangeclous dice:

      Termino con un "descubrimiento" wikipedil: ¿sabes qué tienen en común los periodistas conspis que se van a sentar en el banquillo próximamente? Entre otras taras, son víctimas del efecto Dunning-Kruger: una disonancia cognitiva que caracteriza a quienes llegan a conclusiones erróneas y toman decisiones equivocadas, pero su incompetencia les priva de la habilidad metacognitiva para darse cuenta de ello -má o meno.

      http://en.wikipedia.org/wiki/Dunning-Kruger_effect

    4. Donís dice:

      Nada, que no pasamos del prólogo ni de coña.
      ¿Para qué? Es mucho más divertido hacerle la exégesis bíblica a Casimiro.

    5. Manel dice:

      Mangeclous, ¿por qué dices que me va a "gustar", por qué? Esto al margen, The Onion es mi página de humor favorita, sobre todo porque muchos pardillos se la toman en serio. Oh, ha habido cada confusión por ahí que pa qué... Homérico, qué diría el cochero de Innisfree :D

      El efecto Dunning-Kruger creo que afecta más a bien a los conspis peatonales que a las rumbosas estrellas del periodismo amarillo. De estas siempre cabe la sospecha de que lo que hacen por la pasta y el hablen-de-mí-aunque-sea-mal.

    6. Donís dice:

      ¡Vuelve la marmota!
      Un comentario en el blog de Blogspot que es genial. Primera vez que comenta en el blog:

      "No hay peor ciego que el que no quiere ver. Si el Colegio de Químicos de Madrid ha dado el visto bueno al infome Iglesias publicado en Titadyn (en el punto 3 del comunicado explican: "3. Los informes periciales firmados por un colegiado y visados por el colegio garantizan a la Sociedad que están hechos con imparcialidad por un profesional competente en la materia, y éste utiliza las mejores prácticas profesionales. (...) El informe realizado por el Sr. Iglesias fue presentado en este Colegio a efectos de su visado que le fue otorgado por los requisitos expresados anteriormente (...)"), es porque la investigación está hecha de forma correcta, lo que significa que las conclusiones a las que llega en libro se pueden dar por válidas. Como dice El Mundo, el comunicado de "avala" el trabajo de Iglesias. Habrá que tener una mente muy retorcida para seguir diciendo que toda esta história de los explosivos del 11-M es una conspiración urdida por algunos periodistas... Hay pruebas de que los responsables oficiales de la investigación del 11-M mintieron. Quien diga lo contrário, que lo compruebe con pruebas válidas y reales, en vez de demagogia barata".

    7. nituniyo dice:

      Leo tus artículos desde hace poco y me parece que escribes de puta madre.

      siempre he querido explicar esto y nunca me ha salido de forma clara:

      "Es inútil pretender que un debate con un conspiranoico pueda centrarse y agotarse en un único asunto (por ej. la Kangoo): cuando queda sin respuesta introduce ex nihilo (que no ex novo) un asunto distinto (por ej. el achatarramiento de los trenes) como si ese deshiciera el jaque mate anterior, y luego otro (por ej. las no-autopsias de Leganés), y otro, etc., en un comportamiento huidizo e infantil que se reitera sin cesar. Es su forma irracional de darle salida al sentimiento de que «no está todo claro»."

      "...como si ese deshiciera el jaque mate anterior..." exacto, that is the question, el que desde el principio de los principios ya dejaba en evidencia al conspiracionismo

    8. Moreno dice:

      Un aplauso, Maestro; tan ameno e incisivo como siempre.

    9. Pingback: Políticamente acorrecto - Titadyn, el libro (5)

    10. Pingback: Políticamente acorrecto - Titadyn, el libro (5)

    11. Pingback: Nuevo, del verbo otravezconlomismo (1) | HispaLibertas

    12. Pingback: Viaje al fondo de la chatarra del 11-M por Manel Gozalbo | Desiertos Lejanos

    13. Pingback: Titadyn, el eterno retorno (XLI) por Rasmo | Desiertos Lejanos

    Portada | El juicio paralelo del 11-M | Twitter Manel Gozalbo | Twitter Antonio García | RSS
    Quiénes somos | Powered by JBM | Hosted by Servage
    © 2003-2014 HispaLibertas NG